Inconformidad en Morena, error garrafal de priista

By on marzo 23, 2018
templo mayor

F. Bartolomé / Templo Mayor

EN LAS FILAS de Morenaandan inquietos y molestos porque la selección de sus candidatos a alcaldes, diputados y gobernadores se les ha complicado más de lo necesario… y a quien voltean a ver es a Yeidckol Polevnsky.

LA PRESIDENTA del partido morenista ha estado poniendo y quitando aspirantes en prácticamente todos los estados, lo que ha provocado que los liderazgos locales se sientan desplazados y hasta ofendidos.

CUENTAN QUE, por ejemplo, en San Luis Potosí, Polevnsky operó para arrebatarle al Partido Encuentro Social las candidaturas que le habían sido asignadas en esa entidad, como su bastión Tamazunchale.

Y, CLARO, los evangélicos del PES no iban a poner la otra mejilla, por lo que, según dicen, estuvo a punto de quebrarse la alianza con Morena.

VAYA TRASPIÉ tuvo el priista Alejandro Canek Vázquez, quien para dar el chapulinazo a Morena, renunció como diputado… ¡del PRD!

QUIEN FUERA secretario particular de Manlio Fabio Beltrones envió su carta de renuncia al grupo parlamentario, pero se equivocó de partido. El detalle está en que, más allá de las burlas que se ha ganado con este error, hay quienes afirman que jurídicamente es inválido un documento con los datos incorrectos. ¡Ouch!

NO SE lo digan a nadie, pero el estatus de su ciudadanía no es el único obstáculo para que Napoleón Gómez Urrutia se convierta en candidato a senador plurinominal, o lo que es lo mismo, en senador segurito.

EXPERTOS en cuestiones legales nomás no encuentran nada en la legislación electoral que permita suponer, mucho menos permitir, que una persona que reside en otro país tiene derecho de ser votada. Una cosa es que se pueda votar desde el extranjero y otra que sean aspirantes a un puesto de elección popular.

ADEMÁS está el detallito de que la Constitución pide, para senadores plurinominales, tener una residencia efectiva de más de seis meses, anteriores a la fecha de la elección… y “Napito” lleva 12 años viviendo en Canadá.

TENDRÍA que aventarse una pirueta legaloide el Tribunal Electoral -parecida a la que le permitió convertirse en minero con 10 años de antigüedad, ¡sin haber trabajado en una mina!- para que pudiera competir a control remoto en estas elecciones.

VINO a entrenar activistas contra el cambio climático y ya en la Ciudad de México, a Al Gore lo alcanzó el calor de la contienda electoral.

EL EX vicepresidente norteamericano se reunió ayer con Andrés Manuel López Obrador y hoy tendrá un encuentro con Ricardo Anaya. Cabe aclarar que él no pidió verlos, pero aceptó sin problema recibirlos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *